Respiración de huesos

La postura básica de chi kung “Abrazar el Árbol” nos ayuda a alinear la estructura ósea de la manera más eficaz para incrementar el flujo energético entre la tierra y el cielo. La fusión de las energías de la tierra y del cielo tiene lugar en la médula ósea.

Una nutrición pobre, es decir, demasiado rica en azúcar y en alimentos acidificantes, inicia el proceso de perdida de masa ósea desde nuestra juventud y, cuando alcanzamos la mediana edad, el descenso de nuestro nivel de vitalidad ya es claramente apreciable. Nuestro nivel de vitalidad y la “chispa” de nuestra vida depende en gran medida de la salud de nuestra médula ósea.

 

La práctica de la Respiración de Huesos está pensada para ayudar a regenerar la médula ósea y para desarrollar un nivel superior de vitalidad. Se puede decir que, sin este paso, se vuelve mucho más difícil conseguir nuestros objetivos, puesto que nos falta capacidad para mantener el foco de nuestras acciones o la vitalidad para salvar las dificultades. Uno de los beneficios de aumentar la masa ósea es un mayor sentido de creatividad y vivacidad.

Próximos cursos

Sin eventos