Yoga del peregrinaje

Tradicionalmente el Yoga del Peregrinaje se desarrolla al final de un largo entrenamiento para hacer la transición de un estado a otro y para poner a prueba todo lo que se ha aprendido e integrado. Esta etapa es a menudo mal interpretada, como si consistiera en viajar de un lugar sagrado a otro, como sustituto de la rutina habitual. Nada más lejos de la realidad.


  El Yoga del Peregrinaje comienza por cerrar con eficacia todas las situaciones inacabadas de nuestras vidas. El peregrino paga todas sus deudas, deshace los malentendidos con sus familiares y amigos, se desapega de todas las ataduras con la propiedad privada y se prepara para la muerte dejando todos sus asuntos en orden antes de emprender el camino. El peregrinaje empieza cuando, de una manera elegante y sin violencia, todas las cuerdas que nos atan han sido cortadas.

  El objetivo del Yoga del Peregrinaje es liberar toda energía atrapada en ciclos no resueltos y experimentar una libertad consciente y definitiva con respecto a toda limitación. Un aspecto importante de esta liberación de energía es liberarse uno mismo del miedo a la muerte y a morir. El peregrino toma la decisión de emprender la ruta incluso aunque ello signifique morir en el proceso. Es una decisión que apoya con todo su ser. Antes de salir, el peregrino transciende el paralizante miedo a la muerte como factor decisivo a la hora de hacer algo o no hacerlo. De ahí en adelante, un espacio ilimitado de libertad se abre y un hito en la senda de desarrollo personal se cruza. Nada detiene al peregrino ahora. Este es el tema del hexagrama 28 del I Ching.

  El Yoga del Peregrinaje es una preparación para la muerte. Una preparación para soltar amarras con lo familiar y para aventurarse en lo desconocido a pesar de las consecuencias. Es una práctica para pasar de una estructura conocida a vivir sin estructuras. Desde este punto de vista, se puede afirmar que el Yoga del Peregrinaje representa la etapa más difícil y exigente de todos las etapas del trabajo

Próximos cursos

Sin eventos