Calendario de eventos

Tao Básico
Desde Sábado, 10. Junio 2017 -  10:00am
Hasta Domingo, 11. Junio 2017 - 07:00pm
Accesos : 49
Contacto Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Impartido por Adriano Angelo

La sonrisa interior, los 6 sonidos curativos, secuencia base de chikung, órbita microcósmica y abrazar el árbol.

 

Los principios del Tao
I Ching Dao
 - Nivel I
salud, meditación y bioenergética taoísta

 


 

La salud es el principio del camino de autodesarrollo. La salud entendida como algo más que el "no estar enfermo", o el "no encontrarse mal". La salud llevada a su plenitud, la salud que significa tener todas las facultades disponibles en su totalidad.  La buena salud física, emocional y mental son la base que apoya la posibilidad de desarrollar nuestro máximo potencial como seres humanos.

 

La sonrisa interior o sonrisa suavizante, es la primera herramienta que se utiliza para comenzar el camino. Por medio de la sonrisa se abre la capacidad de sentir, abriendo por primera vez la comunicación con nuestra estructura física y comenzando a integrarla con la estructura energética y emocional.

 

Los seis sonidos curativos abren una vía de comunicación aún más intensa con nuestros órganos internos, que son sede de las emociones, y permite actuar sobre las mismas colocándolas en el lugar que les corresponde. Los sonidos curativos tienen el potencial de transformar las emociones: aquellas que ya no tienen razón de ser, que se encuentran desubicadas o ya son obsoletas y que aún permanecían en nuestra memoria corporal liberando de esta manera las memorias energéticas que restan vitalidad al organismo.  

 

La órbita microcósmica es un sendero circular que recorre la espina dorsal y la parte frontal del cuerpo, conectando con todo el sistema de meridianos. Cada vez que completamos conscientemente un circuito de la Órbita Microcósmica, nuestro nivel de vitalidad aumenta.  A través de ella, iniciamos una amistad con la fuerza vital para toda la vida. La práctica diaria genera un sentimiento de poder personal y establece un centro desde el cual aumenta nuestra capacidad de realizar nuestros propósitos con eficacia.

 

La postura del árbol recoloca la estructura ósea y el sistema de meridianos reeducando el cuerpo y la mente hacia la tendencia a buscar el centramiento, la integridad y la armonía.

El hombre o la mujer que practica regularmente éstas sencillas técnicas se encamina poco a poco hacia la comprensión por experiencia directa de los principios del Tao, del encaminarseEn su expresión más simple es la salud, entendida como el resultante de la armonía entre cuerpo, mente y espíritu. En su desarrollo ulterior despliega el potencial más elevado del ser humano.

Localización Santa Eulalia, Navasa, 22714 Jaca, ES

Volver